miércoles, 24 de julio de 2013

Llegando a la India por...



Hasta hace poco, muy poco, no tenía ni idea de quién era India Martínez. No me gusta el flamenco y nunca me ha gustado a excepción de alguna bulería, alguna canción de Camarón y alguna otra de José Mercé, que al final la sangre tira y hay cosas que de las que habiendo nacido en España uno no puede renegar.
Mi chica me habló de ella y yo, reticente dije que no insistiera que nunca me había gustado esa música y que no iba a ser la excepción, pero cómo siempre pasa en estos casos la sorpresa llegó.

No voy a mentir y declararme fan incondicional como sé que hay, y muchos por cierto, cada día más y con mucha presencia en las redes sociales, pero si voy a decir que quizá ha abierto un poco más mi mente y he encontrado canciones que me gustan y que incluso llevo en mi mp3 o en mi coche.

Acudí a mi primer concierto un poco por el compromiso de la compañía, y desde ese mismo momento cambió mi percepción. Esperaba encontrar un tablao con sillas de paja y quejidos flamenco y encontré una fusión interesante del alma flamenca hábilmente aplicada a otros estilos que han triunfado por sus propios medios.

Sobra decir que talento tiene todo, y el chorro de voz que tiene India Martinez no es nada desdeñable. Es más, impresiona. Y ojo, que mi ídolo musical es Farrokh Bomi Bulsara aka Freddie Mercury, por lo que no es que mi listón sea bajo.

Después de sentarme y prepararme para estar dos horas con una música que esperaba lenta, tediosa y repetitiva, me sorprendí bailoteando en mi butaca, una versión del clásico 'Hoy' de Gloria Estefán mejorado por India Martínez y por una banda de músicos excepcionales donde destaca la calidad del batería y un excepcional bajista con pelo afro que mientras toca, baila cual Fred Astaire haciendo gozar al público. Entre su voz y su banda, a excepción de dos o tres temas 'muy flamencos' para mi gusto (ojo, mi gusto) me tenían entretenido de verdad.


No había visto todavía quizá, la canción que a día de hoy creo que más me gusta de su repertorio. Tanto por la fusión musical como por el ritmo y el esfuerzo que supone, ver 'Kheedni maak' en directo sorprende a cualquiera. Yo esperaba ir a ver una andaluza con su séquito de 'Tomatitos' 'Navajitas' y señoras en el coro con moños, y descubrí una vitalidad innata, letras en otros idiomas tan dispares como el árabe, exóticas melodías y una atmósfera de juventud salpicada por las raíces del flamenco.

Cómo fan declarado de los 'covers' que me considero, escuché alguna interpretación además del ya mencionado 'Hoy' que me hizo reconocer que dudaría entre la original y la versión, por lo que pude certificar en ese momento que me lo estaba pasando bien, muy bien. Más a más, y ya habituado a la potencia de voz que tenía delante hubo dos cosas que me sorprendieron mucho, y para bien:

La primera fue ver como sólo acompañada de un piano y posteriormente sin micrófono, piano ni nada que hiciese ruido cantó a capela, pura y dura. Desde el escenario llegaba a cada rincón del teatro y con una potencia que sinceramente es complicado de ver, y no forzando y subiendo el tono sin más motivo que impresionar, sino entonando y cantando como Dios manda. Creo que hasta yo, que no soy muy del 'circulo' me sume al 'olé! Generalizado cuando finalizó con la mano al aire y la barbilla levantada. Otra cosa que aún a día de hoy me sorprende, es que al finalizar cada concierto, después de haberse dejado el alma, apenas bebe agua y se tranquiliza un poco, recibe a tantos fan como quieran conocerla y hacerse una foto con ella. Algo que para el común de los mortales no tiene precio.

 Ya había pasado mi filtro profesional, pero con ese gesto pasó mi filtro personal. Ahí, me di cuenta de que aunque no fuera mi estilo, pagar una entrada por ver el espectáculo, las dotes, y el talento de esta chica había sido un acierto y como pueden atestiguar algunos ;) mientras salíamos del teatro pronuncié estas palabras: “Tu sabes que no me gusta el flamenco, pero India Martínez se gana cada céntimo de la entrada, me lo he pasado muy bien. Iré a más” y así está siendo...


Al fin! Lo hemos conseguido. Aquí habéis podido leer la experiencia y opinión de esta persona, pero no una cualquiera. Yo he querido escoger su experiencia, recuerdo y opinión porque aparte de cumplir el primer requisito que pedíamos: no ser un fan de India Martínez y vivir esto desde fuera, el es periodista y “Multimedia Content Manager” para una empresa de información de noticias y entretenimiento , por lo tanto creemos que algo de peso llevara estas palabras.  Le damos las gracias por compartirlo con todos los seguidores del blog y fans de India Martínez.

Yo le digo que ha día de hoy no entra dentro del título de este blog (Fans de India Martínez) como tal, pero sé que poco a poco con el tiempo India se lo ganara cada vez más, y mas, y más… se que ella con su música, le llevara a su terreno.


Espero que os guste la fotografía que hemos compartido porque junto con la verdad que hemos añadido de India Martínez y esta verdad de Ramón Gueimonde puedes ser capaz de trasportarte de nuevo a un recuerdo que tengas parecido o similar y como dice ella, vivirlo con la misma intensidad y la misma verdad con la que sucedió
 
Luxy Arnau

2 comentarios: